viernes, 23 de agosto de 2013

DONES

A menudo vemos como la naturaleza logra su progreso gracias a los dones que recibe incesantemente del calor vivificante del sol, de la lluvia en los momentos de sequia, del viento imparcial que sopla por doquier y del suelo mismo que ofrece el substrato de la vida misma.

Podemos reflexionar como el sol continuamente emite sus rayos vivificadores y como ni por tan siquiera una milesima de segundo deja de hacerlo. Esta es una bondad del sol para con la naturaleza misma ofreciendo de manera continua sus rayos que aseguran la vida misma de todo ser viviente.

A modo semejante los dones divinos de manos de un Creador todo amoroso están disponibles continuamente para el alma del hombre como el incesante sol, ofreciendo los rayos vivificadores del espiritu para todo aquel hombre que se esfuerce en colocar el espejo de su corazon hacia este sol divino logrando reflejar los dones inherentes a su verdadera esencia, su naturaleza espiritual, como sus cualidades altruistas, el amor, la bondad, compasion, el desprendimiento, la aquiescencia radiante, etc.


Reflexionando:

Soy consciente que debo esforzarme en adquirir los dones inherentes a mi verdadera esencia?
Que esfuerzos realizo para lograr el anterior cometido?



jueves, 22 de agosto de 2013

AMISTAD

A menudo vemos como en cualquier jardín donde abundan las rosas o jazmines inmediatamente nos sentimos atraídos hacia su belleza y peculiar fragancia.

Nos damos cuenta como su exuberancia y aroma están a la disposición de cualquier visitante que se acerque lo suficiente a ellas como para deleitarse con aquellos momentos mágicos de amistad que ofrecen sin distinción alguna estás flores.

A semejanza de la naturaleza en cuanto al ejemplo anterior no debemos de contentarnos con mostrar amistad solamente con palabras sino también con hechos, y esta debe estar dirigida tanto a amigos como a extraños para que logren un sentido pleno tal cual como lo hace la rosa o el jazmin a cualquier individuo que se le acerque, puesto que la amistad consiste en dar todo lo que uno posee en el sendero de los demás.

De lo contrario seremos rosas o jazmines sin fragancia alguna logrando finalmente el desencanto de aquellos que se acercen lo suficientemente a nosotros en busqueda de amistad genuina.

Reflexionando:

¿Ofrezco mi amistad desinteresamente a los demás?
 De no ser así: ¿Qué me impide hacerlo?

¿Cuál es mi concepto de la amistad? ¿Es congruente con mi verdadera naturaleza espiritual? ¿Son congruentes mis palabras con mis acciones?


sábado, 17 de agosto de 2013

PODER

La naturaleza nos da innumerables ejemplos de poder.  Algunos se asombran ante la grandeza e imponencia de las montañas, otros se maravillan ante la vista del insondable océano o la majestad del cielo. En el reino vegetal vemos como los árboles más robustos predominan sobre los más débiles. En el reino animal también vemos como las cualidades de la fuerza, rapidez y astucia distinguen al León haciéndole inspirar temor entre sus congéneres entre el reino animal.

Sin embargo esta ley (la del más fuerte) no es digna del hombre ya que lo rebajaría de su noble estación a la del reino animal obstaculizando el desarrollo de sus atributos divinos como la compasión, generosidad, desprendimiento y amor.

Puesto que el hombre es un ser espiritual con un propósito divino a cumplir el concepto de poder debe ser congruente a su verdadera naturaleza divina.

En resumen si el hombre busca el poder imponiendo su voluntad sobre sus semejantes caerá en la tiranía logrando su propia degradación a cambio de un poder temporal a semejanza de castillos de arena a orillas del mar. Basta con que una implacable ola lo cubra y en un instante borre toda huella de vanagloria.

El verdadero poder para el hombre es llegar a dominar su propio ego a la vez que desarrolla las nobles cualidades inherentes a su espíritu, su verdadera naturaleza.

Reflexionado:

¿Cual es mi concepto del poder? ¿Es congruente con mi naturaleza divina? ¿Permite el desarrollo de los atributos de mi espíritu?

martes, 13 de agosto de 2013

TRABAJO

En el reino animal vemos como ciertos insectos como las hormigas y las abejas realizan diariamente extraordinarias jornadas de trabajo para la subsistencia de la reina entre sus pares la cual garantiza la subsistencia de la especie en cuestion según la familia  a la pertenecen.

Aunque podemos distinguir una jerarquia en estos insectos, por ejemplo las hormigas o abejas obreras, no podemos negar que al igual que sus superiores en cuanto rango y funciones, realizan un trabajo meticuloso y arduo para garantizar el alimento y la proteccion del resto.

Sin embargo vemos que los pajaros no realizan trabajo alguno en comparacion con los insectos mencionados, pareciera que la naturaleza les provee de los granos que necesitan esparcidos por las mesetas, planicies o prados a donde gusten estas aves escudriñar en busqueda de alimento y/o cobijo para su resguardo temporal.

En el hombre vemos que el trabajo le ha sido impuesto como un medio para ganarse la vida mientras se desenvuelve en la sociedad a la que pertencece. El hombre debe trabajar necesariamente, cumplir un horario y realizar actividades que garantizan el progreso y subsistencia de la sociedad a la que pertenece.

Sin embargo el hombre es posedor del libre albedrío a diferencia del reino animal que actua por instinto para trabajar  o simplemente luchar por su subsistencia, el hombre posee el don de la elección pero tambien no debemos olvidar que es un ser responsable por sus acciones.

Un significado que muy a menudo el hombre pasa por alto es que el trabajo dignifica al hombre al hacerlo por voluntad propia y no por imposicion de la sociedad, y por otra parte cuando esta se realiza con espiritu de servicio se convierte en adoracion a Dios, nuestro Creador.

Reflexionando:

* ¿Logro demostrar la excelencia y la honestidad en mi trabajo?
* ¿A quien deseo impresionar en mi trabajo? ¿Por qué?
* ¿Cual es el motivo que me impulsa a trabajar?
* ¿Considero el trabajo como un medio para contribuir al progreso de la sociedad y de la        humanidad en general?   ¿Por qué?
* ¿Soy consciente que el trabajo hecho con espíritu de servicio es adoracion a Dios?





GENEROSIDAD

La naturaleza nos da un majestuoso ejemplo de lo que significa el concepto de  generosidad. Vemos como el sol irradia su luz y calor continuamente para otorgarnos la vida sin recibir si quiera algo a cambio, como el cielo nos provee de la lluvia sin hacer distinción del que la recibe, el viento soplando por todos los rincones de la tierra sin hacer distinción alguna por donde pasa, y finalmente como el suelo mismo nos provee de los alimentos que el hombre cultiva para su subsistencia y de todos los minerales y elementos que el hombre utiliza para su bienestar, progreso y comodidad.

La generosidad del hombre consiste en dar algo que le es preciado con pureza de intención, es decir, sin esperar nada a cambio. Solo así podrá ser un acto de generosidad digno de la estación del hombre que busca el verdadero sentido de la vida.

Reflexionando:

* Como puedo desarrollar la generosidad? Que me impide hacerlo? 
* Que actos de generosidad realizo en retribución a la vida misma?



domingo, 11 de agosto de 2013

MIRADA

La naturaleza nos enseña a dirigir nuestra mirada hacia lo sublime, hacia la belleza, hacia la esperanza de una nueva creación en medio de un proceso de metamorfosis.   Lo anterior lo podemos ver tanto  en el reino vegetal y animal. Por ejemplo cuando vemos una oruga dentro de su capullo nuestro ser se regocija al visualizar la nueva creación que habrá de surgir: ¡una mariposa totalmente distante a la oruga que le precedía!.

Aquel individuo que es consciente de este hecho mira con admiracion  a la oruga esperando pacientemente por la transformación que le ha de sobrevenir para dar paso a una nueva creación, donde lo que fue un dia un habitante de la tierra paso a ser de ahora en más  un habitante de los cielos.

Lo mismo podemos decir de una simple semilla. Aquel individuo cuya vista esta dotada de entendimiento podrá valorar la potencialidad que se haya en estado latente dentro de esta forma dura, pétrea,  carente de hojas, ramas, raíces y frutos que caracterizan al arbol; esperando ser descubierta por el jardinero que la coloque a resguardo en la tierra fertil de su cuidado hasta ofrecer sus más excelentes frutos materializada esta vez en un majestuoso arbol.

También si dirigimos nuestra mirada a una rosa en cualquier lugar donde florece aceptaremos el hecho que nuestra mirada jamas se dirige  a sus puntiagudas y dolorosas espinas sino siempre a sus exuberantes y coloridos pétalos inundados de una fragancia exquisita que deleita nuestros corazones.

En el reino animal podemos citar el ejemplo del pavo real con el colorido extravagante de su plumaje incomparable que deleita a cualquier expectador el cual jamás dirige su mirada a sus patas poco atractivas y desprovistas de belleza, al estar fascinado por la belleza anterior que le adorna de forma singular entre las aves de la cual forma parte.

El ser humano también es como una semilla de inestimable valor esperando por ser cultivada en la tierra fertil de la educacion tanto material como espiritual, el cual le provee del abono, la lluvia, la humedad y el sol necesario para su transformación siguiendo el camino de la oruga para ser una mariposa que revolotea en el jardín del amor y el altruismo.

Cuando comprendemos este hecho en la naturaleza inmediatamente debemos aplicarlo al reino humano. Podemos lograrlo al enfocarnos en las cualidades positivas de una persona y sus potencialiades innatas esperando por ser pacientemente cultivadas y desarrolladas en la tierra fertil del estímulo, la paciencia y el amor.

Puesto que ninguno de nosotros es perfecto estaríamos yendo en contra de las Leyes espirituales que nos rigen si nos enfocáramos en las cualidades negativas o aun no desarrolladas por un determinado individuo con el cual interactuamos. 

En resumen debemos esforzarnos en ver solo las cualidades positivas de las personas recordando el ejemplo de la rosa y sus espinas, pasar por alto cualquier defecto recordando sus potencialidades como el árbol en estado latente dentro de la semilla y finalmente nuestra ignorancia si hacemos lo contrario retrasando con ello nuestro crecimiento espiritual.

Reflexionando:

*
*
*

sábado, 10 de agosto de 2013

PROGRESO

A veces inconscientemente caemos en la imprudencia de decepcionarnos por nuestro lento progreso espiritual o por el de aquellos individuos que forman parte de nuestro circulo inmediato, con el cual nos relacionamos regularmente. Si persistimos con dicha actitud es muy probable que terminemos por caer en la desesperacion en cuanto a nuestro propio crecimiento o quizás terminemos en la critica o murmuración en cuanto al progreso espiritual de los demás.

Puesto que ninguno de nosotros es perfecto ni tampoco lo será, solo es valido el esfuerzo que cada uno de nosotros ponga en el camino de la perfección espiritual es cual es infinito. Si comprendemos esta verdad y la interiorizamos con todo nuestro corazón finalmente cambiara nuestra concepción sobre el desarrollo espiritual al aceptar acertamente que esta es lenta, gradual y progresiva.

Lo digno de alabar es el esfuerzo que haga cada uno de nosotros en que su hoy sea mejor que su ayer y su víspera mejor que su mañana, solo así estaremos transitando el camino correcto de pedirnos cuentas a nosotros mismos, mientras los demás transitan su propio camino a su propio ritmo y responsabilidad.

Cuando comprendemos nuestra propia imperfección podemos aceptar la imperfección de los demás mientras nos esforzamos en el sendero de la perfección espiritual.

Reflexionando:

*
*
*


INVESTIGACION

A menudo el hombre incorpora del inconsciente colectivo creencias erróneas  en cuanto a su modo de interpretar la realidad. Este hecho es la causa desencadenante de los prejuicios de todo tipo que tanto dolor y sufrimiento le han causado al cuerpo mismo de la humanidad, al materializarse en enemistades, rivalidades, odios, guerras y derramamiento de sangre en cuanto a infinitas víctimas sin sentido alguno.

La investigación independiente de la verdad es la fuente de la justicia y unidad entre los hombres. Puesto que pertenemos a la misma familia todo lo que cause división entre nosotros no es más que producto de vanas imaginaciones sin fundamento alguno. Por ejemplo el prejuicio racial, religioso, de sexo, de condición social, etc., todas ellas atentan contra nuestro progreso espiritual sumiéndonos en la culpa y remordimiento finalmente si hemos de reconocer nuestro equivocado proceder.

La naturaleza nos enseña a no confiar en lo que aparentemente creemos ver o interpretar como parte de la realidad, sino a investigarla por nosotros mismos, por ejemplo en un desierto el hombre puede tener una ilusión óptica y ver un lago, mas el hombre sabio es cauto y se acerca para corroborar su existencia o inexistencia.

Si reconocemos que somos hijos de un solo Creador y que nuestra verdadera naturaleza es espiritual la cual encuentra sentido en el amor y altruismo hacia nuestro prójimo jamás le veremos con otros ojos que no sean el de reconocernos a nosotros mismos, puesto que lo que sentimos y pensamos de los demás se refleja en nuestras palabras y acciones para con ellos ya sea a nivel individual y colectivo.

Reflexinando:

* Soy consciente que puedo albergar algún tipo de prejuicio inconscientemente? Logro identificarlo? Que puedo hacer para erradicarlo?
* Como puedo ayudar a erradicar los prejuicios de la sociedad a la que pertenezco?





viernes, 9 de agosto de 2013

EFIMERO

La naturaleza nos ofrece maravillosas lecciones de espiritualidad, sobre todo enfocadas al desprendimiento del mundo de lo fenomenal, siendo un ejemplar exponente la naturaleza misma en sí. Veamos el atractivo y la belleza de una rosa en su época de máximo esplendor, como nuestra vista y olfato se deleitan por su exuberancia, mas sin embargo sabemos que llegara el día en que su belleza dejara de ser para haberse marchitado perdiendo toda su frescura, color y aroma.

El hombre sabio disfruta de todas las bellezas que le puede ofrecer la naturaleza y la vida en sí pero sin apegarse a ellas, puesto que sabe que son efimeras, es decir, pasajeras. De hacer lo contrario iría en contra de las Leyes espirituales que nos rigen y le sobrevendría el dolor y la pena por haberse apegado a lo que ya dejo de existir. Al ser el hombre en esencia un ser espiritual debe aprender a vivir de acuerdo a las leyes espirituales que le rigen, y una de esas leyes están relacionadas al desprendimiento de este mundo, sin caer en el ascetismo.

La vida es una oportunidad única con un propósito noble a cumplir, distraernos con las atracciones efimeras que están a un costado del camino de la vida nos conducirá finalmente a la decepción de haber perdido lo más valioso que tenemos nuestro tiempo en pro de nuestro desarrollo espiritual. 

Reflexionando:

* Has visto alguna vez una rosa que este desprovista de espinas? Que relación tiene con el apego?
* Que significa ser desprendido del mundo de lo fenomenal? Como lo puedo lograr? Que me impide hacerlo? Donde puedo obtener las fuerzas para lograrlo?



domingo, 4 de agosto de 2013

MELODIAS

La caña de bambú en manos de un sabio artesano puede ser convertido en una flauta, pues sabemos que la caña posee la propiedad de ser hueca por dentro como un cilindro o tubo. Finalmente el sabio artesano con sumo cuidado y paciencia libera cada uno de los nudos que ella internamente presenta el cual dificultaría el paso del aire evitando lograr las agradables melodías que deleitan nuestros oidos y corazones.

Siguiendo esta misma analogia el corazon del hombre debe ser pulido de los nudos del ego tal cual una caña para que el aire del espíritu pueda circular libremente por el y emitir las melodias divinas del espíritu: el amor genuino, la bondad, la misericordia, la tolerancia, el perdón, el altruismo, en fin todas las cualidades dignas de alabanza y elogio.

Reflexionando:

* Que acciones realizo para que mi corazon sea liberado del ego tal cual  como  una caña hueca  que se ha vaciado de si mismo para ser convertida en flauta?
* Cuales son las notas musicales que emite mi corazón continuamente a semejanza de una flauta? Estas libres del ego? Que acciones puedo realizar para lograrlo?



sábado, 3 de agosto de 2013

INTENCIÓN

Más alla de las buenas obras que pueda demostrar un individuo a los ojos de la sociedad, estas en esencia deben provenir por su propia voluntad y no ser impuestas hacia él por temor a la reprimenda y/o castigo.

En la naturaleza vemos que un arbol ofrece sus frutos exquisitos al paladar del hombre. El arbol a diferencia del hombre no decide si debe dar fruto o no, puesto que carece del poder de la eleccion, pero el hombre si posee esta cualidad lo que en ultima instancia determina el grado de desarrollo de su espíritu.

Las buenas acciones del hombre deben ser el efecto de una causa, y esta causa debe ser el amor a Su Creador reflejado en el amor a sus congéneres. Si su causa se fundamenta en el temor o sigue inconcientemente las tradiciones familiares o culturales por muy loables que sean estas no representan progreso para su espiritu; puesto que se habría convertido en un autómata.

El espiritu del hombre progresa cuando voluntariamente somete sus deseos a la Voluntad de Su Creador viviendo de acuerdo a sus Leyes y Mandamientos que en su Sabiduría Él nos  ha impuesto para nuestro resguardo y progreso.

Reflexionando:

* Soy consciente del motivo de mis buenas obras y/o acciones?  Que es lo que busco realmente?
* A quien deseo agradar con mis buenas obras?  Por qué?
* Puedo progresar espiritualmente cuando mis acciones no son congruentes en cuanto a mis verdaderas intensiones?  Por qué?