sábado, 3 de agosto de 2013

INTENCIÓN

Más alla de las buenas obras que pueda demostrar un individuo a los ojos de la sociedad, estas en esencia deben provenir por su propia voluntad y no ser impuestas hacia él por temor a la reprimenda y/o castigo.

En la naturaleza vemos que un arbol ofrece sus frutos exquisitos al paladar del hombre. El arbol a diferencia del hombre no decide si debe dar fruto o no, puesto que carece del poder de la eleccion, pero el hombre si posee esta cualidad lo que en ultima instancia determina el grado de desarrollo de su espíritu.

Las buenas acciones del hombre deben ser el efecto de una causa, y esta causa debe ser el amor a Su Creador reflejado en el amor a sus congéneres. Si su causa se fundamenta en el temor o sigue inconcientemente las tradiciones familiares o culturales por muy loables que sean estas no representan progreso para su espiritu; puesto que se habría convertido en un autómata.

El espiritu del hombre progresa cuando voluntariamente somete sus deseos a la Voluntad de Su Creador viviendo de acuerdo a sus Leyes y Mandamientos que en su Sabiduría Él nos  ha impuesto para nuestro resguardo y progreso.

Reflexionando:

* Soy consciente del motivo de mis buenas obras y/o acciones?  Que es lo que busco realmente?
* A quien deseo agradar con mis buenas obras?  Por qué?
* Puedo progresar espiritualmente cuando mis acciones no son congruentes en cuanto a mis verdaderas intensiones?  Por qué?



No hay comentarios:

Publicar un comentario