lunes, 22 de julio de 2013

ESPERANZA

A menudo el hombre se ve enfrentado en el devenir de su efimera vida con múltiples dificultades y obstáculos que le hacen a veces perder la esperanza y la fe en la vida, pero sabemos que ciertamente la vida sigue y que siempre hay una puerta que se abre cuando una se cierra. Quizás no sea la puerta hacia el camino que el anhela pero ciertamente le ofrecerá la oportunidad de reflexionar y quizás corregir el rumbo de su vida hacia un camino más noble o en ultima instancia replantearse a si mismo el proposito de su existencia, su modo de ver la vida, es decir, sus creencias, sobre si son acorde a su verdadera naturaleza espiritual en ultima instancia.

En la naturaleza podemos ver que no hay noche más oscura que no sea seguida por el sol radiante haciendo borrar totalmente de nuestra vista aquel espectáculo triste y desolador para deslumbrarnos con el resplandor de los cálidos rayos del sol en pleno día.

Jamás debemos perder la esperanza en la vida, puesto que ella es perfecta siempre que nos enfoquemos en ver la vida como una oportunidad única para nuestro crecimiento espiritual por los días que nos depare la existencia en este plano físico, para luego ascender a los reinos de  la eternidad.

Si enfocamos la vida así los dolores y pesares solo mellaran en la superficie de nuestras vidas, permaneciendo nuestro interior en calma y en paz irradiando la felicidad a nuestro derredor.

Reflexionando:

* ¿Cómo reacciono frente a las dificultades y/o obstáculos de la vida? ¿Qué interpretación les doy? ¿Logro mantenerme en paz y en calma?
* ¿Logro ver la esperanza del amanecer aun en los momentos más oscuros de mi vida? ¿Qué me impide hacerlo?



No hay comentarios:

Publicar un comentario