sábado, 1 de junio de 2013

OPORTUNIDAD

Muchos amaneceres han formado parte de nuestro dias ya vividos, pero igualmente también a la par muchos atardeceres y anocheceres. Hemos sido testigos como el alba trae en sus regazos los primeros destellos del amanecer para que gradualmente llegue el atardecer y finalmente la puesta del sol  cediendo su paso al anochecer, donde nos disponemos a dormir anhelando un nuevo amanecer sinónimo de un nuevo dia más.

Si somos justos podemos ver y atestiguar la efimeridad de un día cualquiera, como las horas pasan como un abrir y cerrar de ojos. De la misma manera nuestra vida también tiene un amanecer, un atarceder y un anochecer hasta finalmente dar paso a la muerte física.

La vida es una sola oportunidad  que debemos aprovechar al máximo para el desarrollo de nuestro  potencial divino latente en nuestra alma, tanto para nuestro progreso individual y colectivo en este mundo como en el venidero.

 El cuerpo es efímero, después de la muerte volverá a sus orígenes, el mundo del polvo, mientras que el alma es eterna y volvera a los dominios de lo alto que es la eternidad misma; sin embargo es aquí,  en este plano terrenal, mientras permanecemos aun con vida aprovechar al maximo cada dia que se nos presenta como una nueva oportunidad para nuestro crecimiento y desarrollo espiritual, sinónimo de servicio a la humanidad, contribuyendo a la consecusión  del mundo que todos soñamos  vivir, donde reine la paz, el amor, la cooperación y la unidad.

Reflexionando:

* Vivo cada momento con plenitud de consciencia como un regalo de la vida hacia la vida¨?
* Acepto las cosas que no puedo cambiar con buena voluntad para desarrollar una virtud?
* Soy consciente de que la vida es una sola oportunidad y mis dias estan contados?

* He desarrollado el habito de pedirme cuentas todos los dias para poder crecer y enmendar mis errores?

No hay comentarios:

Publicar un comentario